la tapadera del fútbol

Un año más asisto atónita a como el gobierno, gracias a la sociedad idiotizada por el fútbol, aprovecha la coyuntura para aprobar las medidas más impopulares. Llega la Copa Confederaciones y suben impuestos, adjudican hospitales a sus amiguitos, recortan derechos sociales, vamos, se ríen de todos nosotros.

Mientras, ves al obrero, ese que es el que más va a sufrir los abusos de la dictadura del mercado, ese que pierde todo tipo de prestaciones sociales, ese al que el chupito le va a salir más caro, ese al que van a negar pruebas médicas, ese que no se puede ir de vacaciones porque lleva dos años en el paro, poniéndose esa horrible camiseta de plástico puro, cosida por un niño en un país subdesarrollado por cuatro duros, y pasando de todo.

Yo no digo que no respete que a alguien le guste el fútbol como deporte, yo lo respeto como ese chaval aficionado que hace milagros con su tiempo libre para poder ir a echar esa pachanga, o como ese jugador de un equipo modesto que no llega a fin de mes pero ama lo que hace, no lo respeto como expresión máxima del capitalismo, y lo que no respeto, porque NO LO PUEDO RESPETAR, es que esos días haya bula para esos sinvergüenzas que están en el poder, que no pasa nada, gana España, pagan a unos niñatos megalómanos unas primas abusivas (véase el pasado mundial) mientras los niños de todo el país se tienen que llevar el papel higiénico a las escuelas públicas. Saben que pueden hacer lo que quieran, la gente va a salir a la calle, sí, pero no para tomar el congreso, que sería la reacción más lógica, sino para destrozarlo todo bandera en mano enorgulleciendose de pertenecer a un país de mierda en el que importa más ganar un partido que defender los derechos sociales.

Disfrutad vuestras competiciones, claro que sí, pero tomaroslo como un deporte, no como una religión, y mirad más allá de vuestra tele y de la plaza del pueblo, que nos están dejando en pelota y les reímos las gracietas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a la tapadera del fútbol

  1. ramiro dijo:

    Salud, Raquel. Entré desde la página de José Luis. Éste ya no es el estado feudal que describes más abajo, sino el romano del pan y circo.
    Sobre el miedo a intervenir que mencionas en Vosotras…, creo que todos lo sentimos, pero también creo que a veces es mejor callar: en un silencio total caen las palabras como bombas! Un truco que da resultados en situaciones parecidas es la burla o la rechifla, en falsete o voz alta, pero sin articular palabras, un silbidín o una pedorreta oportuna es otra bomba! ¡Pero, cuidado, no te suicides provocando a una ogra u ogro, por favor!
    Besos.
    ramiro

    • raquelayn dijo:

      Sí, tienes razón, el circo de hoy es el fútbol, pero cada vez tenemos menos pan… El caso es que las estructuras de poder al final siempre son las mismas.
      Probaré tú truco la próxima vez que oiga semejantes barbaridades, la verdad es que al final siempre te quedas con gana de haber intervenido:
      Un saludo y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s